viernes, 3 de octubre de 2008

Cuestion de Fe



En dos dias se va a cumplir un año que bautice a los mellis.

En julio del 2006 fui al bautismo de la beba de una amiga.La Parroquia es Santiago Apostol, a mts del Monumental.

Cuando termino la ceremonia, no se porque,porque no suelo hacer ese tipo de cosas , me acerque con Sol de la mano a este sacerdote y le pedi una bendicion.Estaba empezando lo que seria mi ultimo intento de ser mama de nuevo.

Me tomo de las manos, me dio la Bendicion y una estampita de San Jose (Patrono de la familia) y me dijo que le rece todas las noches.

Sol agarro la estampita y se la quedo ella , asi que a la hora de dormir leiamos juntas la oracion, que en 2 semanas se la sabia de memoria.

Quede embarazada luego de 4 años y medios de pelea.

Tuve un embarazo soñado por ser gemelar y los chicos nacieron un 19 de marzo.

Mi mama que no conocia esta historia me dice " Es San Jose, 19 de marzo",me fije en la estampita y si... .

LLame a la Iglesia y pedi hablar con el Padre que habia bautizado tal dia de tal año a tal nena, yo ni sabia como se llamaba, era el Padre Manuel, quien esta bautizando a los mellis luego de una profunda emocion ,me dijo, "No existen las casualidades".

23 comentarios:

Yeyu dijo...

Hola primera vez por aca. Me hiciste acordar cuando buscaba mi embarazo, despues de un año y medio, alguien me regalo la estampa de la virgen de la dulce espera, y zas! al mes estaba esperando a Nico....
Saludos, Yesi
PD: Soy una persona casi nada creyente....pero como te dijo el padre, no existen las casualidades, todo es por algo

Pintina! dijo...

Ay betta! Piel de pollo me pusiste. Yo tampoco creo en casualidades.. sí en causalidades. beso grande

Morkelik dijo...

si, yo tambien, te leo y tengo piel de pollo...

merengadas dijo...

Ay Betta, yo como agnóstica practicante no puedo hablar de fe sin que suene falso. Pero definitivamente no creo en las casualidades como tal. Los hechos, los objetos y las personas se mueven a un ritmo que jamás es casual. Como aquel texto de Paul Auster
Beso a esos tres hijos hermosos que tenes!

Ma®ia dijo...

woowwww...
no lo puedo creer, no es casualidad!
yo me case en santiago apostol, por aquel momento estaba el padre federico, copado mal (y para q lo diga yo!!!, ni te cuento)...se supone q sera la iglesia del bautismo de vito tambien!
beso!

Fede y mamá Jesi dijo...

Es impresionante no? creer o reventar, yo en general no soy muy de la fé, pero hay cosas que son innegables que pasan, que vos decís, por algo fue!!!


Beso

Silvi dijo...

Betta, me emocioné nena, no sabía esta parte de la historia, Dios mío, no creo en casualidades, soy una persona de fe y le doy el mérito completo al cielo, me acuerdo de esa época y los veo hoy, como no dar gracias a Dios, a San José, a la Virgencita?
Durante un año le pedí a la Virgen de la Dulce Espera en la iglesia mientras recibía la bendición a mi pancita, todo los 15 y encendía una velita por tu embarazo, era cada 15 hacer lo mismo, supe de tu embarazo y lloré como una boba.

Que hermoso tu relato, era una parte que no conocía, sin duda fue el mejor sacerdote que podías haber elegido!!!

Besos!!!!

Merlina dijo...

Hermoso lo que contas Betta.
El Padre tiene razón!!! Casualidad? Nonono
Amorosa Sol como siempre!!!
Besos

Maragena dijo...

Hiciste que me corriera un frío por la espalda. No sabía esta parte de la historia.....
Yo tampoco creo en las casualidades. Todo pasa por algo, aunque a veces nos lleve tiempo y esfuerzo entenderlo.
Beso

Van dijo...

Seguro hay un milagro ahi o dos!!!
Mi hijo es un milagro... ahora voy por otro...La fe cada mes se me renueva para seguir en el camino correcto.
un beso enorme, me emocione.

tia elsa dijo...

que linda tu experiencia, son cosas que te llegan hasta lo más profundo de tu ser, yo creó que la vida está llena de pequeños grandes milagros, todos los días y que hay más de bueno que de malo, solo que no se publican, un beso enorme y gracias por difundir y compartir ese momento tan único de tu vida, besos tía Elsa.

Lola dijo...

Hola, es la primera vez que comento en tu blog, aunque no la primera que lo leo.
Aunque ultimamente no estoy en las mejores relaciones con el de arriba, cada tanto da señales de que estar, está.
Santiago Apostol también es una iglesia muy especial para mí, y respecto de lo que contás, me pasó algo similar en San Nicolás de Bari. Evidentemente algo más que casualidades debe haber.
Al margen, qué copado el cura, qué bueno que haya sido él quien bautice a tus hijos.
Me emocionó el relato.
Besos!

Mónica dijo...

No sabés cómo me hiciste llorar. Te juro que no te das ni una mínima idea.

Tenés que felicitarte cada día de tu vida por tu tenacidad.

Besos

Moni

Briks dijo...

definitivamente no existen !!
nada es casual

FELICITACIONES (por tu hermosa flia)




con Dios, los bogas, tenemos un arreglo; Él no reviza nustros expedientes y nosotros no hacemos milagros
(JA! buenismo! lo lei en un cuadrito este finde)

Eriquilla dijo...

Me emocioné....q linda historia! Definitivamente no existen las casualidades.
Un beso enorme!

Juanis dijo...

Betta, se me puso la pìel de gallina!! (perdon por lo repetitiva)

c. dijo...

lo leí el sábado y desde donde estaba no podía comentarte ufa.
que hermoso no? mira que yo vengo haciendo "ole" con tema iglesia y todo lo que se desprende de eso, pero esto me gusto mucho!

Capitana del Espacio dijo...

Me dio piel de gallina, dios mio!!
No soy muy creyente pero te digo que eso no fue casualidad, qué emocionante!!

Te mando un beso grande!

bellacomolamadre dijo...

Impresionante, emotivo, me quedé helada!
Conozco la iglesia, es preciosa y tu familia ni hablar!

Patri dijo...

no existen las casualidades, no no. Que linda historia Beta, me encanta escuchar cosas como esa. No se puede negar que los hijos son una bendición de Dios. ¿no?

Patri dijo...

Betta, cuando puedas pasanos la oración a San José, las que estamos buscando nuestro bebé la necesitamos mucho.

Soledad dijo...

Que increible !! Me emociono mucho tu historia. Creo que es la 1º vez que paso por aca, pero voy a venir mas seguido... Besos.

Minombresabeahierba dijo...

bellísma foto! por supuesto que no existen las casualidades, son todas causalidades! besos